Blogia
INFO STROEDER

Cristina abre la cartera para subsidios e intendentes

Cristina abre la cartera para subsidios e intendentes

Empezó el 2013 y Cristina necesita ganar las elecciones de octubre. Para eso intenta que los gobernadores no desdoblen los comicios y para los intendentes repartirá unos $ 6.000 millones a fin de que puedan transitar el año sin sobresaltos en los pagos de salarios y aguinaldos. También hará una transferencia de $ 85,5 millones al Fondo Fiduciario para subsidios de consumos residenciales de gas.

Empezó el 2013 y los tiempos se acortan para Cristina que necesita una buena elección a nivel nacional para mantener el sueño de la re-re. Mientras intenta elevar su declinante imagen pública, en sus planes es clave lo que suceda en la provincia de Buenos Aires, que representa el 38% de electorado nacional. Allí tiene que empezar a prestar atención a los intendentes que pasaron un 2012 muy difícil por la falta de fondos desde Nación que los llevaron a tomar varias medidas de ajuste que les permitan cumplir con sus gastos.

La evolución de la economía definirá el año electoral 2013. Para Cristina Fernández es más importante el comicio de 2013 que el de 2015 porque si no obtiene el resultado deseado en 2013 no habrá reforma de la Constitución Nacional ni horizonte de re-reelección.

Los intendentes y gobernadores tuvieron un 2012 complejo y el 2013 no se avizora que sea mucho mejor hasta el momento.

Necesitados de recursos para poder afrontar gastos salariales y sociales, algunos intendentes del Gran Buenos Aires idearon un impuesto a los combustibles que irritó a la Casa Rosada y que hizo que le solicitara a la Corte Suprema que declare inconstitucional la tasa extra que impuso la provincia de Córdoba. Sin embargo, el impuesto que empezó a regir el martes 01/01, en cinco partidos del conurbano.

Fue la última apuesta de varios mandatarios en apuros financieros que ahora Cristina parece empezar a atender con su decisión de reforzar el Presupuesto 2012 a través del decreto N° 2.609 del 27 de diciembre pasado pero publicado recién este 04/01 en el Boletín Oficial por el cual destinará a los municipios unos $6.000 millones para sueldos y aguinaldos.

Los $ 5.979 millones –la cifra exacta- provienen nuevamente de la caja multipropósitos de la Anses que aportará $ 4.500 millones mientras que la Tesorería aportará $ 1.129 millones y el Servicio de Defensa y Seguridad los $350 millones restantes.

También se modifica el Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio 2012 elevando el rojo fiscal del año en 1.330 millones de pesos.

En los fundamentos del decreto se menciona la urgencia de la medida “ante la falta de una rápida respuesta a los requerimientos presupuestarios, algunas jurisdicciones y entidades podrían verse perjudicadas debido a la falta de las pertinentes autorizaciones que se requieren para el normal desenvolvimiento de sus acciones, no pudiendo así atender los compromisos asumidos por las mismas, corriendo el riesgo de paralizar el habitual y correcto funcionamiento del Estado y de no estar en condiciones de atender sueldos, salarios y pasividades” y que por lo tanto “la naturaleza excepcional de la situación planteada hace imposible seguir los trámites ordinarios previstos en la Constitucion Nacional para la sanción de las leyes”.

Según el decreto, la Jefatura de Gabinete de Ministros, a través de la Secretaria de Gabinete y Coordinación Administrativa, quedó facultada a otorgar a los gobiernos municipales la ayuda financiera para la ejecución de gastos correspondientes a las prestaciones de dichas jurisdicciones.

Por otro lado, también este viernes 04/01 en el Boletín Oficial se publicó otra decisión del Gobierno relacionada con aportes de fondos. En este caso se trata de la transferencia de $ 85,5 millones al Fondo Fiduciario para subsidios de consumos residenciales de gas.

La cifra se compone de $ 8.845.995 para el "pago de compensaciones tarifarias evitadas de todas las localidades y sistemas convertidos, correspondientes al segundo trimestre del 2012" y de $ 76.655.736 al "pago de las compensaciones corrientes de los meses de noviembre y diciembre de 2012".

Se trata de medidas económicas que se enmarcan en el plan para 2013 donde Cristina también intenta limitar al 20% la suba de salarios para todo el año, contra una inflación real que podría rondar el 25%.

Los sindicatos oficialistas como la UOM, SMATA y Luz y Fuerza no lo aceptarán, mientras la CGT de Hugo Moyano dice que no se baja de un aumento de entre el 27 y el 30%, en línea con la inflación privada.

Los empresarios saben que se viene un año complejo en las negociaciones y ante este panorama no descartan la posibilidad de sellar algún acuerdo en el marco de un pacto social.

“No encontrar caminos para los entendimientos puede tener un costo más alto”, aseguró el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja.

Por su parte, el Gobierno sabe que, mucho antes que las paritarias, tiene que arreglar los problemas que genera el Impuesto a las Ganancias.

Cristina Fernández le prometió a la CGT Balcarce que solucionará el tema "durante enero de 2013". Y de la forma en que se resuelva dependerá la suerte de las discusiones salariales: por mejor que sea el aumento, quedará licuado por los descuentos si no sube el mínimo no imponible.

Fuente: Urgente 24

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres