Blogia
INFO STROEDER

Bochornos y trampas en los Mundiales de FIFA

Bochornos y trampas en los Mundiales de FIFA

En el minuto 51, Maradona atacó por el centro de la defensa inglesa e intentó construir una 'pared' con Jorge Valdano pero la devolución de la pelota de éste fue a parar a los pies del defensor Steve Hodge, quien falló en el despeje y el balón salió despedido hacia arriba. Maradona continuó su carrera, saltó y le dio un puñetazo al esférico con la mano izquierda para desviarlo por encima del arquero Peter Shilton, que había salido a buscar el balón. El gol fue validado.

 

En teoría, en los Mundiales FIFA juegan los mejores jugadores del mundo y pitan los mejores referís del mundo. No es cierto, y aquí hay pruebas de cómo los árbitros modifican resultados en los torneos.

Desastres famosos en los Mundiales de FIFA:
 
1. Londres (Reino Unido), estadio Wembley, 30/06/1966 
 
Inglaterra vs. Alemania, partido final con arbitraje de Gottfried Dienst (Suiza).
 
Luego de 90 minutos, ingleses y alemanes fueron al alargue. A los 13' del primer tiempo extra, el inglés Geoffrey Hurst pateó y el esférico pegó en le travesaño del portero Tilkowski, y picó sobre la línea. El juez de línea soviético Bakhramov, alzo su banderín y dio por bueno el gol, y el suizo Dienst también. Inglaterra ganaría 4-2, aunque ese gol no influiría. Hasta la fecha no existe toma televisiva que muestre que la pelota superó la línea de gol. Años mas tarde el juez de línea ruso diría: “Yo no vi entrar la pelota, pero Dienst puso sobre mi espalda toda la responsabilidad”. 
 
 
2. Stuttgart (Alemania), 22/06/2006
 
Croacia vs. Australia, con arbitraje de Graham Poll (Inglaterra).
 
Fue el último partido de ambos equipos por el Grupo F del Mundial Alemania 2006. Cuando el árbitro británico Graham Poll le mostró la 1ra. tarjeta amarilla al defensor croata Josip Simunic, nadie sospechó lo que vendría después. Iban 61' y no había ocurrido nada extraordinario.
 
Lo que sí resultó fuera de lo común fue que, al recibir la 2da. amonestación, cuando se cumplían los 90', Simunic no fuera expulsado. Con 2 amonestaciones, el jugador siguió en cancha. La televisión internacional dejó en evidencia al árbitro al mostrar una placa con la tarjeta roja que nunca llegó. Incluso un jugador australiano, Mark Viduka, consultó al juez acerca de cuántas tarjetas le había colocado a su rival. "Una", dijo Poll.
 
Para hacer las cosas peores, a los 93' Simunic cometió una nueva falta y recibió su 3ra. amonestación. Esta vez sí fue expulsado.
 
Ése fue el último partido entre selecciones que arbitró Poll, quien fue retirado del fútbol internacional tras ese partido.
 
 
3. Nuevo León (México), Estadio Universitario, 21/06/1986
 
Alemania vs. México, cuartos de final, con arbitraje de Jesús Díaz (Colombia) 
 
Nunca se supo qué fue lo que el referí cafetero pitó pero cuando se jugaba el tiempo extra entre alemanes y charros, anfitriones del mundial, se produjo una jugada polémica. 
 
Fue un balón dividido que quedó suelto en el área chica de Alemania y como si fuesen bolos de bowling tanto jugadores del 'Tri' como alemanes cayeron al césped. 
 
Antes de que Javier 'el Abuelo' Cruz le pegara a la pelota y la enviara adentro del arco, el arquero Harold Schumacher levantó la mano por supuesta falta o fuera de juego. La repetición mostró que no existía ni foul ni posición adelantada. Luego de ese partido, México quedó fuera por penales y los alemanes siguieron su camino hacia la final contra la Argentina. 
 
 
4. Daejeon (Corea del Sur), Estadio Mundialista, 18/06/2002
Corea del Sur vs. Italia, octavos de final, con arbitraje de Byron Moreno (Ecuador)
 
Mundial Corea Japón. En el encuentro del equipo local ante la selección 'azzurra', el ecuatoriano Byron Moreno anuló un gol legítimo del equipo que entrenaba Giovanni Trapattoni durante el tiempo suplementario, sancionó un penal dudoso a favor de Corea y expulsó de manera injusta al italiano Francesco Totti. Corea del Sur ganó 2-1 gracias a un gol de Ahn a 3' del final del suplementario.
 
Fue un escándalo, en una sucesión de bochornos que le permitieron a Corea del Sur fabricar la ficción de que jugaba bien al fútbol y que era la sorpresa de aquel Mundial.
 
 
 
5. Gwangju (Corea del Sur), Gwangju World Cup Stadium (luego Estadio Guus Hiddink), 22/06/2002
 
Corea del Sur vs. España, cuartos de final, con arbitraje de Gamal Al Ghandour (Egipto)
 
Durante todo el partido, España fue perjudicada por cada una de las decisiones del referí egipcio Gamal Al Ghandour.
 
El árbitro, para impedir la derrota surcoreana, le anuló a España 2 goles legítimos en el tiempo suplementario.
 
El combinado asiático dirigido por el holandés Guus Hiddink hizo historia en aquel Mundial 2002 gracias a su aceptable nivel futbolístico, pero nunca hubiera podido alcanzar ese espectacular 4to. puesto (finalmente lo echó de la Copa, en semifinales, Alemania), de no haber sido por la reiterada actuación bochornosa de los referís, con la complicidad de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).
 
 
6. Boston (USA), Foxboro Stadium, 09/07/1994
 
Italia vs. España, cuartos de final, con arbitraje de Sandor Puhl (Hungría) 
 
Bastó una jugada en la carrera del que solía ser el mejor referí europeo y uno de los más destacados en su momento para que su fama terminara en el olvido. 
 
Con el juego 2-1 a favor de Italia y jugándose el minuto 92, Mauro Tassoti le propinó un certero codazo al rostro de Luis Enrique, quien entraba sólo por el centro del área grande a la espera del centro de José Luis Caminero. 
La falta de Tassoti significaba un penal y un hombre menos para Italia. Sin embargo, nada de esto ocurrió. 
 
El referí Puhl, quien venía de frente a la jugada, no cobró nada cuando el italiano le fracturó el tabique nasal al jugador español. El resultado del partido, que pudo haber sido otro, dejó a España fuera del Mundial. 
Semanas después, la FIFA reconoció el error de Puhl, pero castigó levemente a Tassoti: 8 partidos de suspensión, y a Puhl ni una amonestación. 
 
 
7. Florencia (Italia), Estadio Giovanni Berta, 31/05/1934
 
España vs. Italia, cuartos de final, pitado por Louis Baerts (Bélgica)
 
Italia debía ganar el Mundial de 1934: ese era el objetivo de Benito Mussolini, para eso había obtenido la organización de la Copa. 
 
En cuartos de final, la 'azzurra' chocó con España en un clásico europeo que en aquella edición es reconocido aún hoy día como uno de los más violentos partidos de todos los tiempos. 
 
El árbitro belga Louis Baerts permitió el salvaje juego de los italianos y convalidó el ilegítimo gol de Giovanni Ferrari, tras una evidente infracción de Angelo Schiavo contra el arquero Ricardo Zamora. El partido terminó empatado 1-1 y debió disputarse un encuentro de desempate al día siguiente.
 
24 horas después, 01/06/1934, el suizo René Merced fue el encargado de arbitrar el desempate. 
 
 
8. Florencia (Italia), Estadio Giovanni Berta, 01/06/1934
 
España vs. Italia, cuartos de final, pitado por René Merced (Suiza)
 
La actuación del árbitro fue tan mala que la Federación de Fútbol de su país decidió suspenderlo de por vida. 
 
Italia ganó 1-0 gracias a un gol de Giuseppe Meazza, que incluyó previamente una nueva falta no sancionada contra el arquero Zamora. 
Además, Merced anuló 2 goles legítimos al conjunto español.
 
En los partidos siguientes, Italia superó a Austria y a Checoslovaquia y ganó el 1er. Mundial de la historia.
 
 
9. Ciudad de México, DF (México), Estadio Azteca, 22/06/1986
 
Argentina vs. Inglaterra, cuartos de final, arbitrado por Ali Bennaceur (Túnez)
 
El encuentro que disputaron Argentina e Inglaterra es, quizás, el más recordado en la historia de los Mundiales porque ocurrieron 2 de los goles más famosos de la historia.
 
En el minuto 51, Maradona atacó por el centro de la defensa inglesa e intentó construir una 'pared' con Jorge Valdano pero la devolución de la pelota de éste fue a parar a los pies del defensor Steve Hodge, quien falló en el despeje y el balón salió despedido hacia arriba. Maradona continuó su carrera, saltó y le dio un puñetazo al esférico con la mano izquierda para desviarlo por encima del arquero Peter Shilton, que había salido a buscar el balón. El gol fue validado.
 
Maradona miró de reojo al juez de línea y al referí y comenzó su festejo. Tiempo después, Maradona bautizaría aquella jugada como "la mano de Dios".
 
 
El juez africano spasó a ser casi una celebridad. "En casa tengo el video del partido. Y lo veo 2, 3 veces por año, se lo muestro a mis hijos", afirmó años más tarde.
 
El otro gol de Maradona fue a los 54', y es recordado como el mejor gol en la historia de los Mundiales: arrancó desde atrás del centro del campo y en su recorrido hasta el arco rival, eludió a 6 jugadores ingleses.
 
 
10. Londres (Reino Unido), Estadio Wembley, 30/07/1966
 
Inglaterra vs. Alemania, partido final, arbitrado por Gottfried Dienst (Suiza)
 
Inglaterra organizó el Mundial de 1966 para ganar su 1er. título FIFA. La copa se llamaba Jules Rimet, un inglés, pero Inglaterra nunca la había ganado. 
 
En la definición esperaba Alemania, liderado por un joven defensor, Franz Beckenbauer. El tiempo regular finalizó igualado 2-2 y debió jugarse la prórroga. A los 11', el británico Geoff Hurst disparó al arco defendido por Hans Tilkowski, la pelota pegó en el travesaño y rebotó delante de la línea de meta, pero el árbitro suizo Gottfried Dienst marcó un gol inexistente.
 
Nunca más Inglaterra ganó una Copa del Mundo.
 
 
11. Han ocurrido muchas otras historias polémicas en los mundiales.
 
Por ejemplo, la gran polémica de la final de 1954: Alemania acababa de marcarle el 3er. gol a Hungría. En la réplica, Ferenc Puskas empató el juego. Sin embargo, el árbitro Ling, de Inglaterra, lo invalidó por presunto fuera de juego.
 
En 1958, Checoslovaquia fue muy perjudicada por un error del árbitro inglés Ellis, quien validó un gol de Rahn cuando, según muestran los testimonios gráficos, la pelota no traspasó la línea del arco defendido por el arquero Dolejsi. El partido terminó 2-2, Checoslovaquia tuvo que desempatar con Irlanda del Norte y terminó afuera del Mundial.
 
En 1962, Italia y Chile protagonizaron un vergonzoso espectáculo de patadas y violencia, bajo la impasible mirada del juez Gardeazábal Garay, quien sólo atinó a expulsar a 2 italianos pero a ningún jugador local. 
 
En ese mismo mundial Brasil venció 2-1 a España gracias a la gran ayuda del árbitro Bustamante, de Chile, quien le anuló un 2do. gol a España cuando iba en ventaja.
 
En 1966, el árbitro alemán Kreitlen expulsó de manera inexplicable al capitán argentino Ubaldo Rattín en el partido Inglaterra vs. Argentina.
 
En otro partido de aquel Mundial, el árbitro inglés Finney ignoró una mano del alemán Schnellinger en la línea de gol ante un remate de Uruguay. Luego expulsó a 2 uruguayos, y Alemania liquidó 4-0.
 
Alemania fue castigada con el desastrozo arbitraje suizo en la final: Inglaterra fue campeón con el remate de Hurst que jamás entró y otro gol con el campo de juego invadido por extraños.
 
En España 1982, el juez Castillo, del país anfitrión, ignoró 2 penales claros contra la URSS en el partido que la selección de ese país jugó contra Brasil, y el juez holandés Corver no castigó una brutal agresión en el área del arquero alemán Schumacher al francés Battiston, que cambió la historia de la semifinal Alemania-Francia.
 
En México 1986, Brasil le ganó a España con un gol de Sócrates, quien se encontraba fuera de juego. Para colmo, el juez australiano Bambridge le invalidó un golazo a Michel. 
 
Fue el Mundial del gol de Maradona con la mano a los ingleses, y Bélgica eliminó en octavos de final a la URSS gracias a 2 goles en offside, que obligaron a jugar una prórroga. 
 
En Italia 1990, una mano de Maradona en la raya de gol evitó un gol que ponía en ventaja a la URSS. El árbitro Frederiksson simuló no haber visto nada.
 
En Alemania 2010, en el partido entre Inglaterra y Alemania, el referí uruguayo Jorge Larrionda no convalidó un gol válido de Frank Lampard. Alemania se recuperó y ganó 4 a 1.
 
Etc. etc. etc.
Fuente: Urgente 24
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres