Blogia
INFO STROEDER

Injusto e irresponsable: El ajuste lo hacen sólo los privados

Injusto e irresponsable: El ajuste lo hacen sólo los privados

Mientras el sector privado profundiza un inevitable ajuste doloroso de su estructura de costos y beneficios, el Estado argentina continúa su fiesta: incorpora personal innecesario, paga subsidios delirantes, financia privilegios insostenibles. Es cierto que cualquiera resulte el ganador de los comicios 2015, habrá una revisión de las contrataciones que realicen las administraciones kirchneristas, ya que la legislación vigente habilita a remover entre 2 años y 1 año para atrás, según los fundamentos que se utilicen. Pero no deja de resultar ofensivo para la sociedad el Estado K: oneroso, inútil, ampuloso. En cuanto al ajuste del sector privado, es menester recordar que es consecuencia de graves errores progresivos de política económica que ha cometido la Administración Kirchner 2003-2014.

Hay una demanda creciente de más eficiencia y calidad en la prestación de servicios del Estado Nacional a los contribuyentes. ¿Por qué si es del Estado tiene que ser ineficiente, burocrático y mala calidad?

 Pablo Micheli, líder de la Central de Trabajadores Argentinos no kirchnerista y sindicalista de la Asociación de Trabajadores del Estado, visitará a Sergio Massa, el presidenciable con más intención de voto a la fecha, más allá de lo que afirme la consultora Isonomía, que alguna vez nació prometiendo excelencia, integridad, profesionalismo y tecnología (¿?).
 
Massa, quien conoce bastante sobre funcionamiento del Estado, sin embargo tiene varias consultas para Micheli, no vinculadas ni a Hugo Yasky (líder de la fracción K de la CTA, sindicalista de los docentes) ni a Andrés Rodríguez (secretario general de la siempre oficialista Unión del Personal Civil de la Nación, uno de los gremios más kirchneristas desde 2003, con la misma intensidad que antes había sido menemista) sino a lo que vendrá, ya que según su hipótesis, el Frente Renovador puede ganar las próximas elecciones.
 
Massa quiere conversar con Micheli acerca de qué opina el sindicalista aliado de Hugo Moyano acerca de la inevitable reforma del Estado que habrá que realizar en la próxima Administración, y del enojo popular por las designaciones sin tope que realiza el Ejecutivo Nacional para incorporar a militantes y simpatizantes del Frente para la Victoria.
 
Luego, hay una demanda creciente de más eficiencia y calidad en la prestación de servicios del Estado Nacional a los contribuyentes. ¿Por qué si es del Estado tiene que ser ineficiente, burocrático y mala calidad?
 
El tema ya fue abordada en esa larga mesa del piso 17 de la torre ubicada en el municipio de Tigre donde Massa tiene su cuartel central. A la mesa se sentaron desde históricos del Frente Renovador como el alcalde Joaquín De la Torre, gente de gran predicamento sobre Massa como la diputada nacional Graciela Camaño; y aliados recientes pero con propuestas interesantes como el senador nacional Adolfo Rodríguez Saá. ¿Qué hacer con el Estado, que hoy día consume demasiados recursos del sector privado, condenado a un ajuste que no quería, que no buscó y que parece que pagará en soledad?
 
La decisión administrativa N°609/2014, publicada el jueves 07/08 en el Boletín Oficial, autorizó la cobertura de 7.500 cargos vacantes en la planta permanente del Estado Nacional, con la firma del jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich; y el ministro de Economía, Axel Kicillof. Fue la más reciente incorporación, entre muchas otras incorporaciones, que realizó el Estado Nacional.
 
A partir de 2005, las incorporaciones de empleados estatales aumentaron a un ritmo mayor. "Entre 1995 y 1999 el empleo público promedió 2,08 millones de empleados, y se elevó a 2,18 millones entre 2000 y 2002. A partir de 2003, y más desde 2005, subió fuertemente, para sumar poco más de 3,65 millones de empleados estimados este año. El crecimiento supera el 67 por ciento si se consideran los últimos 12 años (2003-14)", le dijo Juan Luis Bour, economista senior de FIEL (Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas), a Paula Urien, de La Nación.
 
Para 2014, el economista estimó que el empleo público seguirá creciendo en no menos de 86.000 puestos, con una caída del empleo privado de 135.000 ocupaciones. Si además crece el empleo informal en unas 100.000 personas, el empleo privado formal habrá caído en 235.000 puestos.
 
"En los últimos 10 años el empleo público aumentó un promedio de entre 6% y 7% anual", le confirmó Gonzalo Diéguez, director del Programa de Gestión Pública del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).
 
Casi casi 1 de cada 3 personas económicamente activas se desempeñan en la jurisdicción estatal, ya sospecha Jorge Colina, de Idesa (Instituto para el Desarrollo Social Argentino).
Fuente: Urgente 24
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres