Blogia
INFO STROEDER

Bahía Blanca echó a Covelia y se hizo cargo de los residuos

Bahía Blanca echó a Covelia y se hizo cargo de los residuos

Se terminó el tiempo de Covelia en el municipio de Bahía Blanca. Argumentando la imposibilidad de afrontar el ajuste contractual solicitado por la empresa, el municipio anunció que rescindió el contrato que lo unía con la firma Covelia SA, responsable de la recolección de residuos y barrido de calles en la ciudad, tomando a su cargo de manera provisoria la administración de ese servicio. El regreso del Estado, 30 años después, fue decidido por el intendente Gustavo Bevilacqua: una fuerte apuesta porque, a diferencia del servicio de ómnibus -que antes brindada Plaza, de los Cirigliano, y también ahora ofrece el Estado-, la prestación de Covelia era aceptable y habrá que ver si la modificación resulta favorable al vecino, tanto en calidad como en precio.

De esta manera se cerró la discusión que sostienen ambas partes desde fines de 2011, cuando Covelia sumó a ciertas reiteradas deficiencias funcionales (aunque el servicio, en general, no era malo) un pedido del 110% de ajuste anual a su contrato, solicitud que fue calificada de "ridícula" por Bevilacqua.

 

La situación se definió a última hora del miércoles 31/10, luego de participar el propio intendente bahiense Gustavo Bevilacqua de una asamblea en el sindicato que nuclea a los choferes de camiones, a fin de trasmitirles tranquilidad en cuanto a su continuidad laboral y el respeto de sus derechos.
     
A partir de hoy (viernes 02/11), la prestación quedó a cargo de la comuna y asi permanecerá por al menos 60 días, utilizando los camiones de Covelia más unos 10 vehículos alquilados para atender la transición.
     
De esta manera se cerró la discusión que sostienen ambas partes desde fines de 2011, cuando Covelia sumó a ciertas reiteradas deficiencias funcionales (aunque el servicio, en general, no era malo) un pedido del 110% de ajuste anual a su contrato, solicitud que fue calificada de "ridícula" por Bevilacqua.
 
Argumentando la imposibilidad de afrontar el ajuste contractual solicitado por la empresa, el municipio de Bahía Blanca anunció que rescindió el contrato que lo unía a Covelia SA, responsable de la recolección de residuos y barrido de calles en la ciudad, tomando a su cargo de manera provisoria la administración de ese servicio.
     
La decisión de la comuna comenzó a consolidarse el sábado 27/10, luego de que el jefe de Gabinete municipal, Gustavo Mena, informara a la empresa que no atendería su pedido de aumento, abriéndose a partir de entonces un compás de espera de 72 horas.
 
En la mencionada reunión del sábado, Mena informó a la contratista que el municipio no estaba en condiciones de pagar un nuevo ajuste --Covelia planteó un 25% para este tramo del año--, luego de habérsele otorgado, en abril el 27%.
     
Bevilacqua confirmó la "imposibilidad" del municipio de hacer frente a un ajuste que llevaría el contrato vigente de $4 millones a $6 millones mensuales, al tiempo de generar una deuda similar de carácter retroactivo. Por otra parte, ese aumento exigiría ajustes de tipo fiscal.
     
"Hoy la recolección de residuos demanda el 70% de la recaudación de la tasa de ABL (alumbrado, barrido y limpieza). Si aceptamos el aumento ese porcentaje se iría al 90%, imposible de asumir sin pensar en un aumento de impuestos", detalló el jefe comunal.
     
Covelia estaba, además, "en observación" desde principios de año, como consecuencia de sus reiterados incumplimientos, con $13 millones en multas.
 
Es el momento de una Sociedad Anónima de Participación Estatal Mayoritaria (Sapem), con el objetivo integral de gestionar todo lo relacionado con residuos urbanos, desde su separación en origen, reciclado y deposición.
     
Para asumir esa responsabilidad, se solicitará una línea especial de créditos del Banco de la Nación Argentina, destinados a adquirir maquinaria de limpieza. La denominada Sapem Ambiental será completamente independiente de la que administra la tarjeta Bahía Urbana y 3 líneas de ómnibus, y su conformación legal demandará al menos 60 días.
     
De manera similar a cuando se verificó la salida de Plaza y Mayo del sistema de colectivos, Covelia tiene la obligación de mantener sus camiones en operatividad, al estar afectados a una prestación pública.
     
Otra situación considerada por el municipio son las posibles consecuencias de dar por terminada la concesión de manera unilateral. Bevilacqua explicó que el contrato vigente le permite tomar esa decisión por cuestiones de "oportunidad, mérito y conveniencia".
     
Garantizó, asimismo, la continuidad laboral de los 200 trabajadores de la firma, a quienes calificó como "vecinos bahienses" antes que "empleados de Covelia".
 
Moyano
     
"No tengo un carajo que ver con Covelia", dijo hace algunos meses, en un exabrupto ya famoso, el gremialista Hugo Moyano, cuando se lo relacionó con la empresa.
     
Lo cierto es que a pesar de su negativa, todavía se insiste en que esos vínculos existen, al punto que a partir del enfrentamiento entre el líder cegetista y la presidenta Cristina Fernández, Bahía Blanca se convirtió en el 4to. municipio que rescinde su contrato con esa prestataria.
     
De acuerdo a Mario Minervino, del diario La Nueva Provincia, de Bahía Blanca, el jefe comunal Gustavo Bevilacqua, asumiendo la ruptura del contrato como inevitable, se puso en contacto con Moyano, para imponerlo de esa decisión.
     
--¿Qué lo motivó a llamar a Moyano?
     
--Lo hice porque no quería tener inconvenientes y canalizar todas las dudas relacionadas con el futuro de los empleados de Covelia, asumiendo que pertenecen a un sindicato muy vertical, alineado fuertemente con sus líderes gremiales.
     
--¿Qué le dijo?
     
--Le transmití que el cambio era por el bien de la ciudad y que íbamos a respetar las fuentes laborales y los derechos adquiridos de los empleados.
     
--¿No le cuestionó su decisión de rescindir el contrato?
     
--No, sólo se preocupó por el futuro de los choferes. No hizo otro comentario que no fuera relacionado con eso.
     
--¿Cuánto jugó la mala relación de Moyano con la presidenta en su decisión de quitarle el servicio a Covelia?
     
--En nada. Nuestra única motivación es económica. Ni siquiera tenemos animosidad contra la empresa. Simplemente no podemos pagar lo que pretenden ni pedirle que se quede haciendo beneficencia.
 
Críticas
 
En tanto, desde la oposición política coincidieron en que el Ejecutivo municipal tomó la decisión de rescindir el contrato con Covelia y armar una Sapem Ambiental sin brindar información y sin tener en cuenta el aporte que se podría haber hecho desde el Concejo Deliberante.
     
A su vez, manifestaron que las causas pueden ser
 
> políticas, habida cuenta la ruptura entre el gobierno nacional y el sindicalista camionero Hugo Moyano;
 
> económicas, por no poder responder presupuestariamente al incremento solicitado por la prestataria; u
 
> operativas, si es que se prevé mejorar el sistema, por ejemplo, ampliando el radio de recolección diferenciada, entre materiales orgánicos y aptos para reciclar.
     
El concejal de Unión Pro, Julián Lemos, opinó en base a lo que trascendió por los medios de comunicación porque, advirtió, no hubo ninguna comunicación formal.
     
"Como concejales hubiéramos pretendido conocer más sobre la cuestión y saber qué estaba sucediendo", expresó.
     
Él agregó que desde el Concejo se solicitaron informes al Ejecutivo preguntando cuáles fueron los pagos efectuados a Covelia y los pedidos de aumento que esta presentó, pero nunca llegaron las respuestas.
     
Al ser consultado sobre las observaciones que se hicieron en los pasillos del CD, acerca de que el municipio se ahorrará el porcentaje de ganancia de la empresa, Lemos dijo que las economías dependerán de la eficiencia de la compañía en la prestación del servicio.
     
El presidente del bloque de Integración Ciudadana, Raúl Woscoff, comparó esta decisión del Ejecutivo con la rescisión del contrato con la empresa de colectivos Grupo Plaza.
     
"En esa oportunidad se hizo partícipe al Concejo. Entonces me pregunto qué circunstancias han hecho que hoy el Ejecutivo, de manera solitaria, silenciosa y hermética, prescindiendo de toda información al CD, haya tenido que adoptar esta decisión. La ciudad y los concejales no merecen esta falta de información. Esto es lo menos compatible con un gobierno abierto y participativo", destacó.
     
La concejal radical Aloma Sartor recordó que "a Covelia la trajo esta misma gente cuando eran amigos de Moyano" en 2008 y destacó que la comuna se hizo cargo de un servicio cuyo costo "muy alto" se basa en los parámetros salariales del Sindicato de Camioneros.
     
"El punto es saber cómo se llega a esta decisión, a quién se le compraron los camiones y para afrontar qué sistema de gestión. Esta puede ser una oportunidad para mejorar el sistema, transformándolo en más sustentable y económico. Iván Budassi --actual diputado provincial del FPV--, cuando era funcionario municipal, anunció que Covelia llegaba para hacer un shock de separación de residuos en Bahía Blanca y terminó haciendo lo mismo que Cliba. Ahora, ¿será una oportunidad perdida?", se preguntó Sartor.
     
Ella también planteó interrogantes sobre la posibilidad de que se sumen aportes privados, teniendo en cuenta que la Sapem Ambiental no debería ser totalmente estatal.
Fuente: Urgente 24
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres