Blogia
INFO STROEDER

Asignación no tan universal: dicen que hay 2,8 millones de chicos sin cobertura social

Asignación no tan universal: dicen que hay 2,8 millones de chicos sin cobertura social

 

Aunque el programa de la llamada “Asignación Universal por Hijo para Protección Social” constituye un avance significativo sobre la pobreza infantil, todavía hay más de 2,8 millones de niños que no tienen ninguna cobertura social. Sobre 13,6 millones de menores de 18 años, uno de cada cinco no recibe ningún tipo de transferencia de ingresos en base a la niñez.

Por eso, los expertos consideran que el programa no es “universal” como su nombre sugiere. Así lo asegura un estudio técnico coordinado por el diputado nacional Claudio Lozano (del bloque de centroizquierda Proyecto Sur y economista de la CTA), que precisa que la puesta en marcha de la Asignación por hijo -que incorporó a 3,4 millones de niños al beneficio- en realidad permitió otorgar cobertura a 1,5 millones de menores que estaban por fuera de todo sistema de protección social.

Los otros 2,1 millones de chicos ya tenían cobertura por otros planes, explica el informe. En tanto, los montos de ayuda a los menores no son todos iguales -ya que algunos son de $ 91, otros de $ 136 o $ 180- conformándose “un sistema de cobertura a la población menor absolutamente heterogéneo y desigual, donde cada menor tiene un precio diferente de acuerdo a la condición laboral de sus padres y a los programas sociales a los que logren acceder (como planes sociales, deducción sobre el impuesto a las Ganancias, régimenes provinciales y municipales)”.

El estudio señala que el programa deja sin cobertura a los hijos de los trabajadores informales que ganan más que el salario mínimo y a los hijos de los monotributistas y autónomos. A los primeros, porque considera que no están desamparados; y a los segundos, porque al estar registrados tampoco lo estarían.

De aquí el estudio infiere que los más de 2,8 millones que actualmente están sin cobertura pertenecen a los hogares cuyos padres no están registrados en las bases de la ANSES y de las provincias. “Es decir, se trata del grupo de población que está por fuera de los registros públicos porque nunca ingresó al mundo laboral formal ni pudo acceder a formar parte de los mecanismos de asistencia social del Estado. Se trata, a no dudarlo, del núcleo duro (estructural) de pobreza (carencia) de nuestra sociedad”, sostiene.

De los 2,1 millones de menores que ya tenían cobertura por otros planes sociales, 700 mil corresponden a menores cuyos padres recibían un plan de empleo y 1,4 millones tenían la cobertura de planes dirigidos a familias con niños a cargo (principalmente el Plan Familias y las Pensiones de Madres de más de 7 hijos).

Esta sustitución de planes “ha producido un importante ahorro fiscal” en beneficio del Tesoro Nacional. Así, de los $ 8.400 millones previstos de financiamiento, el ahorro de planes aporta $ 4.100 millones, es decir, cerca de la mitad del financiamiento”.

Pero como esos planes que ahora se sustituyen eran afrontados por el Tesoro Nacional, mientras el programa de Asignaciones está a cargo de la ANSeS, hay una sustitución de las fuentes de financiamiento.

El estudio propone “universalizar en serio” el régimen de asignaciones. Y señala que se podrían obtener más de $ 40.000 millones restituyendo contribuciones patronales a los niveles de 1993 para las grandes firmas, replanteando el régimen de subsidios al capital concentrado y eliminando las exenciones en ganancias. “No estamos computando los recursos que se podrían obtener a futuro de una reforma fiscal progresiva en base a ampliar la recaudación de los impuestos patrimoniales (expresión de la riqueza) y la reformulación integral del Impuesto a las Ganancias”, concluye.

Fuente: Clarín

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres